jueves, 17 de enero de 2013

Fuga de cerebros

Quiero comentar una noticia que me entristece:
Una mujer joven, a la que la vida le ha enseñado mucho en poco tiempo, después de pasar por diversos trabajos mientras estudia una carrera, finalmente se establece en una oficina que no voy a nombrar y que nada tiene que ver con sus estudios. Tras 10 años en un cómodo pero monótono trabajo, en plena crisis económica, decide perseguir su sueño, ser autónoma y montar su propia empresa. Porque era y es una gran idea, y ella una mujer muy capaz de llevarla a cabo. Se puso a trabajar, y se lanzó a por ello, con el apoyo de todos familiares y amigos, (que no son pocos), porque las grandes ideas deberían ser apreciadas y funcionar. Sin embargo, tras algo más de un año en marcha, la mala suerte, no ha dejado que ocurriera.
Con ganas me quedo de dar nombres, de poner enlace directo a su página web, e intentar de este modo, darle un último empujón. No obstante, por proteger su intimidad, y porque el mundo no sabe todavía, que, esta mujer adulta, valiente y luchadora tiene ya un billete de avión comprado para emigrar a otro país europeo en busca de un futuro mejor, no mencionaré ni un sólo dato. Espero poder hacerlo con su permiso, en breve. Estoy segura de que, en el futuro, retomará este proyecto y sorprenderá al mundo con más y mejor. Va por ti.







No hay comentarios:

Publicar un comentario